4 trucos para acicalar un sofá de tela

Limpiar un sofá de tela

Con estos trucos para acicalar un sofá de tela podrás eliminar no solo las manchas, sino los ácaros y las bacterias que se esconden en los tejidos de una de las piezas más importantes de la casa. En todos los muebles y rincones del hogar se pueden esconder todo tipo de microorganismos que ponen en aventura la lozanía. Por ello, es muy importante ocuparse un tiempo a la higienización de esos objetos.

El sofá no se puede acicalar a fondo cada semana, porque es muy conspicuo, se tarda en acartonarse y es uno de los muebles más utilizados. Pero sí que se puede reservar un día cada ciertos meses para acicalar a fondo, porque en los tejidos y el material del sofá se acumulan todo tipo de residuos. A continuación te contamos cómo puedes acicalar un sofá de tela con unos trucos proporcionadamente sencillos.

Cómo acicalar un sofá de tela

Fregar un sofá de tela es importante, no solo por las manchas que se pueden producir y que quedan a la apariencia. Es que el sofá es un mueble de refrigerio, donde cada día te sientas, te tumbas y reposas tu inicio y tu cuerpo para descansar. Todo lo que se va acumulando en el sofá puede sobrevenir a tu cuerpo y al de tus hijos. Por ello es tan importante abastecer esta habitación limpia, adentro de la medida de lo posible. Con estos consejos te resultará más claro y sobre todo, podrás dejar tu objeto de refrigerio en la mejor de las condiciones.

El primer paso, aspirar

Antaño de aplicar ningún producto de higienización en los tejidos del sofá, es muy importante retirar todo el polvo, pelo y pelusas que se esconde en las fibras de los tejidos. Utiliza el aspirador para eliminar la maduro cantidad de polvo posible. Pero si no tienes aspirador no pasa cero, puedes hacerlo a mano con un cepillo de cerdas suaves. Te llevará poco más de tiempo, pero resultará igual de efectivo.

Con vinagre de higienización y bicarbonato

Dos ingredientes mágicos que sirven para limpiar cualquier cosa, todo lo que te imagines, incluso el sofá de tela. Tan solo tienes que mezclar un vaso de vinagre de higienización, con una cucharada de bicarbonato y un recipiente con agua tibia. Utiliza un paño honrado, empápalo en la mezcla y escurre sin impresionar a retirar todo el puro. Ve limpiando el sofá con movimientos circulares, insistiendo en aquellas zonas donde haya manchas más evidentes.

Agua oxigenada para manchas difíciles

La muerte es muy difícil de eliminar de cualquier tejido y el sofá no se libra de esas manchas tan indeseables. En este caso es importante comportarse con ligereza para evitar que la muerte se seque, ya que así cuesta más. Sin secuestro, con paciencia es posible eliminar las manchas de muerte del sofá y de paso, las de sudor. El agua oxigenada es ideal para ello, aunque es demasiado esforzado y puede dañar las fibras del tejido. Por ello debes rebajarla con agua y hacer una prueba de resistor en alguna zona no visible. Si el tejido resiste, puedes aplicar directamente sobre la mancha con un trapo honrado humedecido en la mezcla.

Con bicarbonato

Para una higienización rápida y en seco solo tienes que utilizar bicarbonato y un cepillo de cerdas firmes, pero suaves. Es la forma más limpia de acicalar el sofá, valga la pleonasmo, ya que se hace en seco y no es necesario esperar que los tejidos se sequen para poder usar la habitación. El bicarbonato es blanqueante, desinfectante y muy efectivo para la higienización de tejidos.

Solo tienes que rociar el bicarbonato directamente sobre el sofá, por pequeñas secciones para que no se desperdicie el producto. Con el cepillo ve frotando con cuidado para no edificar y romper las fibras de la tela. Para terminar, utiliza un paño honrado para retirar los residuos y dejar la tela proporcionadamente limpia. Puedes sobrevenir incluso el aspirador para retirar el bicarbonato por completo. Y de esta forma tan sencilla y con productos naturales puedes acicalar un sofá de tela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *