seis comestibles que semejan saludables, mas no lo son

Alimentos que parecen saludables

Cada vez se es más siendo consciente de la relevancia de llevar una vida sana, comer bien y sano y sostener el equilibrio entre las cosas que son buenas y las que no. Pues llevar una vida sana no quiere decir que haya de ser restrictiva o bien prohibitiva. Al fin y al postre, la vida está para vivirla y gozarla y ciertos pequeños placeres son los que dan esa chispa que en ocasiones hace falta.

Pero siempre y en toda circunstancia bajo una regla, ,o frecuente ha de ser lo sano, los comestibles naturales y los hábitos vitales saludable. De esta manera cuando tengas cualquier día ganas de cometer un exceso, vas a ser siendo consciente de que es solo algo eventual. Ahora bien, en el momento de buscar las opciones mejores, también hay que aprender elegir. Pues hay algunos comestibles que semejan saludables, mas no lo son.

Alimentos que semejan saludables

Una ensalada semeja por definición la opción perfecta cuando deseas supervisar lo que comes. Mas conforme los ingredientes, puede resultar un plato más calorífico que otras alternativas de entrada menos saludables. Las salsas, los comestibles rebozados, la manera de cocinar los alimentos, pueden transformar un plato muy saludable en una bomba llena de calorías. Estos son algunos comestibles que semejan saludables, mas que por diferentes motivos no lo son.

Las barras energéticas

Barritas energéticas

Hace ciertos años se presentó como un producto novedoso, una opción alternativa realmente útil para tomar un piscolabis a media mañana, como merienda o bien simplemente una fuente de energía para soportar el día. Si bien las barras energéticas se comercializan como producto fitness, la realidad es que están llenas de azúcares añadidos, colorantes, conservantes y grasas saturadas.

Ensaladas preparadas

Ensalada envasada

Son veloces y te resuelven el alimento en un instante, siempre y cuando seas siendo consciente de que no es la opción más saludable. Las ensaladas preparadas poseen ingredientes a veces poco saludables, como los aderezos y salsas que las acompañan. Cualquiera de ellas, la de mostaza y miel, la salsa césar, salsa coctel o bien cualquiera que incorpore, llevan sal, azúcar y grasas. Más caloríficas y menos saludables todavía son las ensaladas de los restoranes de comida rápida.

Más comestibles que semejan saludables, el surimi de cangrejo

Surimi de cangrejo

Aunque se trata de un producto con escasas calorías, no es para nada un comestible saludable. Los palitos de cangrejo o bien surimi, nada deben ver con el cangrejo. Están preparados a base de una mezcla de restos de pescado, colorantes, conservantes, sodio, azúcar y un montón de substancias más que son poquísimo saludables y dañinas para la salud.

El vinagre balsámico de Módena

Vinagre de módena

Está muy bueno y para las ensaladas temperadas es una exquisitez, mas no es un comestible saludable. Este producto lleva a equívoco pues de entrada, el vinagre no es un mal comestible. Mas en el caso del balsámico, se trata de una reducción que además de esto lleva azúcar caramelizada, que es lo que le da ese color y ese sabor tan rico y tan poco saludable.

Los embutidos envasados, ejemplo de comestibles que semejan saludables

Alimentos que parecen saludables, fiambre

Cada vez hay opciones más saludables, mas debes mirar realmente bien los envases ya antes de seleccionar el jamón cocido o bien la pechuga de pavo tan frecuente en cualquier nevera. Si bien se considera un comestible saludable, habitualmente no lo es en tanto que es un producto que contiene féculas, azúcar, harinas y sal. Mira bien las etiquetas y escoge siempre y en toda circunstancia un producto con un enorme porcentaje de carne y los menos aditivos posibles.

Frutos secos fritos

Aquí hay que distinguir entre un comestible poco saludable, con una preparación que transforma un comestible bueno en otro que no lo es. Los frutos secos al natural son una fuente de ácidos grasos saludables y se aconseja su consumo en pequeñas cantidades por sus muchos beneficios. Ahora bien, los frutos secos fritos, con sal, con cubierta de caramelo, no son saludables por riquísimos que estén.

Aunque sean comestibles menos saludables, no es preciso quitarlos por completo de tu nutrición. La idea es elegir siempre y en toda circunstancia la opción mejor, la más sana y apropiada para el cuidado de la salud. Mas no pasa nada pues de forma eventual se incluyan comestibles menos saludables en la dieta. De eso se trata el equilibrio y en él radica la clave de una buena nutrición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *