Cinco alimentos ricos en vitaminas para afrontar el verano

Estos meses de verano en los que la rutina se altera por las holganza y comemos más fuera de casa, reduciendo el consumo de vegetales, y en los que el calor se hace más resistente, es imprescindible estar acertadamente hidratado y admitir una dieta variada y equilibrada para evitar sufrir agotamiento. Es por eso que la viandas y una adecuada hidratación juegan un papel fundamental, ya que son numerosos los alimentos que, adicionalmente de contener vitaminas y minerales que nos ayudan a recuperar la energía, están compuestos en su mayoría por agua y nos ayudan a estar acertadamente hidratados.

Por este motivo, los expertos en alimentación recuerdan qué alimentos son nuestros aliados por su aporte de nutrientes y para ayudarnos a surtir una adecuada hidratación y sobrellevar las altas temperaturas.

Frutas de temporada ricas en agua

La pepón, el melón o el pepino son algunas frutas de temporada recomendables en verano, ya que están compuestas por más de un 90% de agua. El melón, adicionalmente, es rico en minerales como el potasio -que contribuye al funcionamiento de los músculos- y contiene Vitamina C con poder antioxidante.

Alimentos coloridos con beta-carotenos

Otros los alimentos esencia de la temporada veraniego son los que tienen un parada contenido en betacarotenos. Estos nutrientes están muy presentes en las frutas y hortalizas de color amarillo o anaranjado, como el tomate, la zanahoria, el mango o la calabaza que, adicionalmente, son ricos en los precursores de la Vitamina A, que ayuda a al mantenimiento de la piel en condiciones normales. En concreto, el mango asimismo es rico en Vitamina C, que ayuda a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Hortalizas de hoja verde

Son uno de los alimentos que más agua contienen y ahora en verano es temporada de endibias, compuestas por un 95% de agua, lo que la convierte en un alimento diurético que ayuda a eliminar líquidos; acelgas, ideales por su aporte de minerales como calcio, potasio y magnesio; o la lechuga, con altos beneficios diuréticos.

Frutos secos y semillas

Diversos estudios señalan los beneficios de una dieta rica en alimentos vegetales, como los frutos secos o las semillas por sus múltiples propiedades: son fuente de minerales, ricos en grasas saludables, ricos en fibra, y aportan energía. En definitiva, son los aliados perfectos para una función óptima del organismo.

Cereales

Desde el punto de panorámica de la alimentación, los cereales constituyen la cojín de nuestra viandas en el patrón de viandas de la Dieta Mediterránea. Y es que son la principal fuente de hidratos de carbono complejos, que destacan por su contenido en vitaminas del comunidad B, minerales y fibra. Por otra parte, algunos cereales están enriquecidos y son fuente de vitamina D, cuya ingesta es deficitaria en la dieta de los españoles. Durante el verano es muy factible consumir este comunidad de alimentos gracias a la versatilidad de los productos y a las diferentes frescas recetas que se pueden elaborar.

Estos alimentos, en el ámbito de una dieta variada y equilibrada en la que se incluyan alimentos de todos los grupos, serán la esencia para sobrevivir a los días de calor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *