Cómo evitar que los niños se pongan malos en la jardín de infantes

niño enfermo

No junto a duda que la jardín de infantes es una fuente de contagios de todo tipo y clase, de ahí que los niños enfermen de forma constante a lo abundante del año. A pesar de esto y de ser poco ordinario, los padres acuden de una forma desesperada al pediatra con el fin de encontrar algún tipo de remedio que ayude a aliviar los síntomas propios de dichas afecciones.

En el posterior artículo te contamos cómo evitar en la medida de lo posible, que los niños se pongan malos y enfermos en la jardín de infantes.

Por qué se ponen malos los niños en la jardín de infantes

Diversos estudios señalan que los niños que acuden a la jardín de infantes se ponen malos de unas 10 a 12 veces al año. Las afecciones respiratorias son las más habituales, sin olvidar otro tipo o clase de enfermedades como las que afectan al estómago o a los luceros. Es ordinario luego que los pequeños tengan mocos y tos a lo abundante de todo el año escolar. Las causas o motivos de esta situación son los siguientes:

  • Una robusto exposición a virus y a bacterias de todo tipo. Son muchos los niños que hay en cada clase, poco que favorece la transmisión de tales virus entre todos los niños.
  • El sistema inmunológico de los pequeños no es tan robusto como en el caso de los adultos. Las defensas son débiles e inmaduras de ahí que sean más proclives a ponerse enfermos.
  • Otro de los motivos se debe al hecho de que los niños pequeños lo tocan todo, llevándose las manos a la boca. Esto es poco que favorece las afecciones de tipo respiratorios o intestinales.
  • El lavado de las manos no es frecuente y la suciedad hace que los virus se propaguen con una gran facilidad.

¿Es mejor comenzar más tarde la jardín de infantes?

Delante esto muchos padres se plantean arrostrar a sus hijos mucho más tarde a las guarderías. Es verdad que aquellos que comienzan más tarde la escuela pueril, tienen el sistema inmunológico más prudente por lo que es más difícil que se acaben poniendo malos. Sin incautación y a pesar de que la frecuencia es mucho último, es ordinario que contraigan alguna que otra afección a lo abundante del curso.

niño malo

Qué hacer para evitar que los niños se pongan malos en la jardín de infantes

Hay una serie de pautas o consejos que pueden ayudar a que el nene no se ponga malo con tanto facilidad al venir a la jardín de infantes:

  • Es bueno que los padres sigan el plan de inmunización de los hijos. Las vacunas son eficaces frente a la influencia de los virus y de las bacterias. Existe menos posibilidades de que los niños enfermen si tienen puestas las vacunas correspondientes.
  • La lactación materna ayuda a preparar diversas infecciones. Se negociación de un alimento rico en numerosos nutrientes que ayuda a vigorizar las defensas de los pequeños.
  • Es importante que los padres fomenten el vestido de lavarse las manos varias veces al día. El lavado de las manos es secreto a la hora de evitar posibles contagios. En las manos están presentes numerosos virus y bacterias, de ahí que sea importante que los niños la tengan aceptablemente limpias.
  • A pesar de que es poco que muchos padres no hacen, es importante dejar en casa al pequeño en el caso de que esté enfermo. Hay ciertas enfermedades que se propagan y se contagian muy rápido, poco que se intensifica cuando el pequeño se encuentra en clase con otros niños.

En definitiva, es ordinario que los niños se pongan enfermos al venir a la jardín de infantes. Las clases son una fuente de contagio de todo tipo de virus y de bacterias y las defensas de los pequeños no son tan fuertes que la de los adultos. Es por ello que no hay que preocuparse en exceso por ello y evitar en la medida de lo posible que puedan contraer diversos tipos de afecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *