Conductas que señalan que una pareja no tiene futuro

violencia-pareja

Ciertas conductas o comportamientos pueden asistir a saber, si una pareja está destinada al más absoluto fracaso o si se sostendrá a lo largo del tiempo. En ciertos casos dichas conductas son clasificadas como tóxicas y hacen bastante difícil que una determinada relación puede llegar a lograr el éxito. Para eludir esto es esencial poner freno a dichas conductas tan tóxicas y meditar si de veras vale la pena proseguir con la relación.

En el próximo artículo te contamos cuáles son esos géneros de comportamientos o conductas a eludir en una relación y qué se debe hacer para eludir dichas conductas.

Conductas que indican que una pareja no tiene futuro

Hay una serie de conductas o de comportamientos considerados como tóxicos, que pueden asistir a saber que una relación no tiene nada de futuro:

Criticar a la pareja en todo momento del día

Una pareja está destinada al fracaso en el momento en que una de las partes, no para de criticar a la otra con el fin de despreciarla. Dichas críticas tienen la finalidad de minar la personalidad de la pareja y de quitarle su esencia. Una relación saludable es algo absolutamente diferente, ya que se fundamenta en el hecho de admitir a la pareja tal como es, tanto con sus defectos como con sus virtudes. En una relación no hay cabida para las críticas continuas ni para el menosprecio de las persona amada.

Mostrar cierto menosprecio a la pareja

Otra de las conductas que no se puede permitir en una relación de pareja es la de la degradación o la mofa incesante. En una relación de pareja debe existir ante un respeto de las dos partes, ya que en caso contrario es muy normal que dicha pareja se acabe por romper. El menosprecio y la degradación en la pareja hace que una de las partes vea dañada con seriedad tanto su autoestima como confianza.

Culpar a la pareja

Echar la culpa constantemente y frecuente a la pareja deja saber que la relación no tiene ningún género de futuro. Una de las partes no es capaz de aceptar la responsabilidad y opta por culpar a la pareja. En una determinada relación es esencial el admitir los diferentes hechos y ser responsable de exactamente los mismos. Echar la culpa a la pareja no deja ver los fallos y aprender de exactamente los mismos. En un caso así la comunicación con la otra parte es esencial, sobre todo en el momento de solucionar los diferentes inconvenientes de una forma conjunta.

conductas tóxicas

Mostrar cierta indiferencia frente a la pareja

El uso de la indiferencia en una relación es un género de conducta absolutamente tóxica, que no favorece en nada al buen devenir de la pareja. Con esto se procura manipular a la otra parte y hacer daño a nivel sensible. Esta clase de comportamiento hace que con el tiempo la relación se debilite y se concluya rompiendo.

Obligar y demandar de forma constante

Otra conducta tóxica que señala que una determinada relación no tiene nada de futuro, consiste en obligar y demandar de forma frecuente a la pareja. Las partes en una relación han de ser libres en el momento de manifestarse y el respeto ha de estar presente en todo instante. Exigir y obligar es una forma bastante clara de manipular a la pareja y eludir que pueda llegar a tener ni voz ni voto.

En terminante, en una relación saludable no se puede permitir ninguna de las conductas vistas más arriba. Caso de que se generen hay que sentarse con la pareja para poner a exactamente las mismas y meditar si de veras vale la pena proseguir en tal relación. Puede acontecer que sea algo puntual y eventual, por lo que se puede solventar sin inconveniente alguno. En caso contrario, hay que priorizar la salud sensible y recortar por lo sano con dicha relación. Esos géneros de conductas inciden de una forma negativa en la pareja y acaban por romperla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *