Cuánta cantidad de azúcar deben consumir los pequeños

azuucar niños

A pesar de que el consumo de azúcar en los pequeños es bastante elevado y alarmante, poca gente hace nada al respecto. La desinformación es total y muchos progenitores consideran que el inconveniente no tiene demasiada importancia y que un tanto de azúcar al día no ha de ser tan mala para la salud de sus hijos. Desgraciadamente el consumo de azúcar está en alza con todo lo malo que ello supone para la salud.

En el próximo artículo te contamos cuál es la cantidad de azúcar que deben tomar los pequeños y de qué manera afecta su consumo a la salud.

La ingesta de azúcar en los niños

La leche de la madre contiene azúcar por lo que el bebé ya la toma desde el primero de los días. No obstante el azúcar añadido es el que es perjudicial para la salud del bebé, por lo que se recomienda no tomarlo hasta llegar a los un par de años de edad. Desde esa edad y hasta los tres años de edad el consumo de azúcar añadido no debe superar los quince gramos al día. De los cuatro a los catorce años, la ingesta de azúcar añadido no ha de ser superior a los veinticinco gramos diarios.

Cuál es el azúcar bueno

El azúcar que se halla en los productos lácteos está en forma de lactosa y aporta buenos nutrientes. Asimismo es bueno que tomen el azúcar presente en las verduras o en la fruta, que recibe el nombre de fructosa.

Otras fuentes naturales de azúcar y por lo tanto aconsejables son la miel orgánica o la estevia. Los azúcares artificiales son los que se hallan en productos como la sacarina o el ciclamato.

azucar

El azúcar malo

Los progenitores deben supervisar en todo instante que sus hijos se sobrepasen en el momento de tomar azúcar refinado o procesado. No es bueno que el pequeño desde el instante en que es pequeño se acostumbre a tomar este género de azúcar ya que es bastante perjudicial para la salud y muy adictivo. Este género de azúcar se halla sobre todo en las conocidas chucherías o en la bollería industrial.

Qué ocurre con el azúcar añadido

El gran riesgo del azúcar añadido es que se ingiere sin caer en la cuenta. Se halla en un sinnúmero de productos de consumo diario, de ahí que haya que estar al loro a las etiquetas de los productos. La mayoría de este género de azúcar procede de productos procesados o industrializados. El consumo excesivo de azúcar añadido es perjudicial para la salud de los pequeños. Es por lo tanto tarea de los progenitores informarse a la perfección de lo que adquieren y eludir en lo posible el consumo de comestibles que tengan grandes cantidad de azúcar añadido.

En terminante, es fundamental supervisar el consumo de azúcar en la población infantil. Son cada vez más los casos de pequeños que desarrollar enfermedades tan alarmantes como la diabetes o la obesidad. Lo recomendado es que consuman lo mínimo y que no abusen de su consumo. Los progenitores deben llevar cuidado sobre todo con los azúcares refinados o aquellos que son añadidos a los productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *