Detox beauty para el nuevo curso


Detox beauty tips

Con el verano a puntito de terminar y el cuerpo resistiendo frente a los posibles excesos que, quién más o quién menos, ha cometido a lo largo de estas vacaciones -comidas más abundantes, irse a la cama alguna noche sin desmaquillarse o exponerse al sol más de lo debido son ciertos fallos comunes- es instante de echar el freno, hacer un cómputo «beauty» y resetar cuerpo -y psique- de cara al nuevo curso.

La premisa es muy sencilla: se trata de hacer un detox de belleza aplicado a las unas partes de cuerpo y cara que más hayan sufrido a lo largo de los últimos un par de meses dándoles un justo reposo y dejando que respiren y se «desintoxiquen» de la forma más natural posible. Prosigue estos fáciles consejos y haz la puesta a punto más eficaz ¡y fácil! a fin de que la vuelta a la urbe sea considerablemente más saludable.

Olvídate del maquillaje por unos días

Fue uno de los grandes «descubrimientos» a lo largo del confinamiento y sus beneficios son tantos y tan variados que deberíamos hacerlo, por lo menos, una vez al mes. No maquillarse, si bien sea por un periodo corto de tiempo, es la forma más eficiente a fin de que la piel respire y se sostenga en su estado «natural». No se debe olvidar que los maquillajes, por muy orgánicos y naturales que sean, no dejan de ser productos externos a la piel y por ende dejarla libre de estos la sostendrá vital y jugosa. Además de esto, evitarás la obstrucción de poros y si eres propensa a tener granos, apreciarás como en poquitos días estos reducen sensiblemente.

¡Mas jamás de tu rutina de limpieza diaria!

El hecho de no maquillarse no está exento de no limpiarse la cara diariamente. Limpiarla e hidratarla, mañana y noche, son dos requisitos obligatorios para sostener una higiene facial completa y fortalecer aún más las ventajas de no maquillarse ya que va a ser en estos días donde la piel va a estar más limpia y por ende absorberá todos y cada uno de los productos de skincare de forma más eficaz.

Usa productos concretos diariamente

Mascarillas nocturnas, aceites para pestañitas o mascarillas puntuales para el pelo son ciertos tratamientos que debes incluir en esta rutina detox. Si en el día a día no podemos utilizar ciertos artículos como el linimento labial por llevar los labios ya pintados o un serum en las pestañitas al llevar los ojos maquillados, aprovecha estos días de reseteo para aplicarlos siempre y cuando desees.

Y hazte una limpieza de cutis completa

Ya sea en casa o en algún centro de estética, lo mejor para acabar estos cuidados extra faciales es efectuarse una limpieza de cutis que incluya exfoliación, extracción de puntos negros y limpieza de poros y una mascarilla nutritiva. Tu piel va a quedar absolutamente limpia y al no tener que aplicar maquillaje los días siguientes, su «desintoxicación» va a ser total.

Uñas al natural

Pintarse las uñas se ha transformado en un ademán de belleza imprescindible para muchas de nosotras hasta el punto que, cuando las dejamos al natural, no reconocemos nuestras manos. Y es que no hay solamente bonito y agradable que unas manos cuidadas y unas uñas con color. No obstante, es recomendable dejarlas respirar algunas veces ya que los productos que utilizamos por norma general para su mantenimiento -especialmente si las llevamos permanentes- pueden dañar la cutícula y desgastar la uña. ¿Lo mejor? Dejarlas al natural a lo largo de unos días aprovechando para aplicarte tratamientos concretos como cremas reparadoras y mascarillas de manos. ¡Se van a quedar suaves y reparadas al cien%!

¡Y el pelo asimismo!

Nada de secadores, planchas de pelo, lacas ni espumas. Deja que tu pelo recupere fuerza y brillo sin aplicar ningún producto para su cuidado que no sea el champú+ la mascarilla. Si deseas, puedes dar un paso más usando productos naturales que no contengan sulfatos ni parabenos y naturalmente, déjalo secar al aire libre. Apreciarás la diferencia.

¡Y aprovecha los recursos naturales!

El agua del mar, la sal, la arena de la playa o el aire limpio son recursos naturales súper ventajosos para nuestro cuerpo. Darte un buen baño en la playa va a limpiar tus uñas y orificios de pendientes, ayuda a cicatrizar si tienes alguna pequeña herida abierta y, si coges arena del fondo del mar y exfolias suavemente tus pies o brazos, van a quedar suaves y libres de pequeños granos. En la montaña, la altura y el aire son súper ventajosos para adecentar impurezas así que aprovecha estos últimos días de vacaciones veraniegas a fin de que tu cuerpo conecte con la naturaleza ¡y absorba sus beneficios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *