Diferencia entre data de caducidad y data de consumo preferente

Supermercado

Hay cifras que resultan sorprendentes. Una persona desecha una media de ciento veintiocho kilogramos de comida por año por ignorar la vida útil de un alimento, ¿eras siendo consciente de ello? Hay quienes al abrir la nevera y hallar un youghourt caducado lo tiraban de manera inmediata a la basura pensando que no es seguro consumirlo. Mas, ¿es verdaderamente de esta manera?

El desconocimiento influye en que exista un enorme desperdicio de alimentos que podría evitarse. Un problema social, económico y ambiental que ha promovido el empleo de la data de consumo preferente en substitución de la data de caducidad en ciertos comestibles. Mas, ¿cuál es la diferencia?

Estamos seguras de que estás familiarizada con los dos términos, qué estás habituada a procurarlos en los productos con los que llenas tu cesta de compra, mas ¿tienes clara la diferencia de uno y otro término? ¿Sabes el peligro o bien no peligro que implica no respetar estas datas? En Bezzia tratamos de suprimir el día de hoy tus dudas.

Fecha de caducidad

La data de caducidad es la data desde la como un comestible se considera no seguro. Esta data se puede aplicar a comestibles microbiológicamente caducos y que, en consecuencia, pueden suponer un riesgo inmediato para la salud humana tras un corto período.

Fecha de caducidad

Todos y cada uno de los productos con peligro microbiológico deben llevar data de caducidad. Esta se señala como «fecha de caducidad» en todos y cada porción individual envasada y va acompañada bien de la propia data (día, mes y año), o de una referencia al sitio en el que se señala la data.

A partir de la data de caducidad se comprende, en consecuencia, que el comestible debe retirarse o bien desecharse para eludir una posible intoxicación alimenticia. ¿Y si el comestible presenta buen aspecto? Si bien de forma aparente tenga buen aspecto, microbiológicamente puede ser peligroso para la salud, y no vamos a poder contrastarlo sensorialmente.

Fecha de consumo preferente

La data de consumo preferente  de un comestible señala la data hasta la que el producto sostiene sus propiedades nutricionales previstas.  Una vez excedida esta data el comestible puede perder ciertas propiedades organolépticas como sabor, aroma o bien textura mas proseguirá siendo seguro para el consumidor siempre y cuando se respeten las condiciones de conservación.

Fecha de consumo preferente

La etiqueta «consumir preferiblemente ya antes del fin de…» o bien «consumir preferiblemente ya antes del…», señala, en consecuencia, una mayor flexibilidad que la de «fecha de caducidad». ¿Se pueden consumir entonces los productos que hayan excedido la data de consumo preferente? La recomendación de la Agencia De España de la Seguridad Alimenticia y Alimentación aconseja ya antes de consumirlos revisar primeramente que el envase del comestible esté intacto y, ahora, contrastar que el comestible tiene buen aspecto, que huele bien y que sabe bien. Si es de esta manera, entonces si va a poder ser consumido con seguridad.

¿Se prosiguen comercializando los productos una vez pasada la data de consumo preferente? No. La data de consumo preferente limita el periodo en el que el producto es comercializable, con lo que es retirado del punto de venta. 

Condiciones de conservación

Lo expuesto previamente solo tiene calor si se respetan las condiciones de conservación y utilización de un comestible, como la data límite de consumo una vez abierto el envase. Respetar estas condiciones indicadas siempre y en toda circunstancia en el producto es esencial para asegurar la seguridad de un comestible específico. En caso de no hacerlo, y también con independencia de su data de caducidad o bien de consumo preferente el comestible en cuestión podría tener repercusiones negativas en tu salud.

No todos y cada uno de los productos tienen la obligación de llevar indicaciones sobre su consumo preferente o bien su data de caducidad. Entre ellos hallamos productos cuyo consumo está previsto para un plazo breve de tiempo y cuto deterioro es evidente, como es el caso de las frutas, y productos con una vida útil larguísima con peculiaridades que favorecen su conservación como el vinagre. Bebidas alcohólicas, productos de panadería y confitería,  frutas y verduras son ciertos conjuntos de comestibles pero extensos de esta categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *