¿Es bueno tener una pareja que no persuade?

autoestima y relacion de pareja

La relación de pareja debe aportar seguridad y confianza para las dos partes y lograr cierto bienestar que repercuta en el propio vínculo creado. Las dudas y los temores son aspectos que repercuten de forma negativa en las relaciones. Muchos son los motivos los que pueden provocar que a una persona no le persuada su relación de pareja.

En el próximo te contamos qué hacer en el caso de tener una relación que no te persuade. 

Motivos por los que no te persuade tu relación de pareja

Hay una serie de causas que pueden hacer que no te persuada en nada tu relación de pareja y que no sea feliz en ella:

Miedo a quedarse solo/a

El temor a quedarse solo/a es uno de los primordiales motivos por seguir en una relación de pareja que no persuade en lo más mínimo. Prefiero estar con alguien si bien la relación no marche bien y eludir estar solo sin absolutamente nadie. De cualquier forma hay que apuntar que una pareja debe sostenerse en el amor y en el aprecio y no en el hecho de quedarse solo/a.

Dependencia sensible

Cierta dependencia emocional puede estar tras seguir con alguien pese al poco convencimiento que se tiene. La dependencia sensible es homónimo de una relación de pareja poco saludable o tóxica. Una pareja debe satisfacer por completo a la persona, algo que es imposible cuando se tiene una dependencia sensible cara la propia pareja.

Rutina

Muchas personas no creen en su relación de pareja, no obstante prosiguen en exactamente la misma por simple comodidad o por rutina. En este género de parejas, el amor o el aprecio ha dado paso al cariño cara la otra persona. Hay un enorme temor y miedo al cambio y se prefiere estar con una pareja que no persuade en nada.

Relación fuerte

Qué hacer si una persona tiene una relación de pareja que no le convence

Lo primero de todo es lograr ser siendo consciente de que la relación no marcha y de que no vale la pena seguir de este modo. Es bueno el tomarse un tiempo para poder meditar y meditar reposadamente. Los especialistas en el tema recomiendan o aconsejan hacerse una serie de preguntas:

  • ¿Merece tener una relación en la que no soy feliz?
  • ¿Por qué no soy capaz de acabar con la relación?
  • ¿Merece la pena seguir con la relación?
  • ¿Qué pasaría si rompiese el vínculo con la pareja?

Hay que apuntar que no es nada simple ni fácil el llegar a este punto y muchas veces es precisa la ayuda de un terapeuta. El fin de dichas preguntas es la de saber de una forma clara lo que se quiere y desde ahí no seguir con la pareja si no hay ningún género de convencimiento en exactamente la misma.

Una vez se tiene todo claro es esencial sentarse al lado de la pareja y exponer lo que se piensa sobre la relación de pareja. Una buena comunicación es clave en el momento de solucionar los diferentes inconvenientes que haya en la pareja.

Las diferentes necesidades en una relación de pareja

Muchos profesionales recomiendan meditar sobre lo que es esencial y preciso a fin de que la relación funcione. Es conveniente el poner contar en una lista lo que es indispensable en el momento de sostener un determinado vínculo con otra persona. Recuerda que cada persona es diferente por lo que las necesidades no van a ser exactamente las mismas en el momento de que una relación funcione de forma conveniente. Una vez establecidas semejantes necesidades como puede ser la comunicación, el respeto, la confianza o los objetivos conjuntos es instante de examinar si se cumplen en la relación o si al contrario no se hacen.

En terminante, no es recomendable ni aconsejable tener una relación que no persuade. El vínculo creado debe sostenerse en el amor y en el aprecio mutuo y con el fin de conseguir cierta dicha y bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *