¿Es verdad que la escaparate influye en el crecimiento del flequillo?

¿Cuántas veces hemos escuchado a nuestras madres y/o abuelas opinar que dependiendo de la período en la que se encuentre la escaparate es más conveniente o no cortarnos el pelo para que éste crezca más rápido? Aunque no hay ninguna evidencia científica que pruebe tal afirmación, la creencia de que el calendario defecto influye en el crecimiento del flequillo está muy extendida.

Conchi Arias, fundadora del salón Campos Curlyhair de Ciñuela nos explica que “según esta creencia popular, si cortas el flequillo mientras la escaparate se encuentra en cuarto menguante, este crecerá más lentamente; en cambio, si lo cortas durante la escaparate creciente, el crecimiento será más rápido. Quienes lo defienden se basan en la simpatía gravitacional que ejerce la escaparate sobre la Tierra y que crea ciclos de mareas más altas y más bajas, pero verdaderamente no hay ningún estudio comprobado que lo avale”.

Por su parte, Mª José Llata, directora de Peluquería Llata Carrera, en Santa Cruz de Bezana (Cantabria), añade que  “aunque el propósito no sea muy trascendente, sí puede existir tal influencia. Al fin y al agarradera, nuestro cuerpo está compuesto principalmente de agua, por lo que la misma trascendencia de la escaparate que atrae las mareas puede tener una influencia sobre nosotros. Por otra parte, además hay que tener en cuenta las condiciones de humedad y luz. En Santander, por ejemplo, se percibe claramente cómo el flequillo crece más en primavera, que suele tener muchísima luz y ser muy lluviosa.”

Según estas expertas, para arriesgarse cuándo cortar el flequillo, hay que tener en cuenta otros aspectos al ganancia de las fases lunares. Para Conchi Arias “debemos fijarnos en el estado de las puntas, si están estropeadas o no, y en el propio corte, ya que puede que queramos mantenerlo igual y que no se descontrole al crecer. En estos casos, lo ideal es cortar, en flequillo terso, cada mes y medio, y en flequillo rizado cada 3 meses, aproximadamente. Si lo que queremos es dejar nuestra pelambrera larga, podemos cortar 1 centímetro cada 3 o 4 meses, en flequillo terso, y unos 2 centímetros cada 5 o 6 meses, en flequillo rizado. Asimismo, realizar masajes nocturnos a diario sobre el cuero greñudo además puede ayudar a estimular el riego sanguino y que el flequillo crezca más rápido”.

“Si queremos que nuestro flequillo crezca más rápido, es sumamente importante tener un cuero greñudo saneado, para que haya un correcto suministro de nutrientes a los folículos pilosos”, explica Mª José LLata. “Esto significa, añade, que debe estar libre, permeable y con nutrientes, y los folículos pilosos abiertos y no inflamados, que permitan una hidratación óptima y la admisión de estos nutrientes. En este sentido, otro aspecto esencia es seguir una correcta víveres e incluso complementarla con suplementos alimenticios de vitaminas y minerales”,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *