He probado Fhos, el tratamiento bioluminiscente de Carmen Navarro

Fhos se propone hacerte sobresalir con el ímpetu de una bombilla de 240 voltios. 

No es una terapia de luz LED, sino tecnología luminiscente. Fhos es lo extremo en estética, y en sólo 15 minutos y sin pinchazos promete mejorar varios parámetros de la piel.

Una vez más, Carmen Navarro nos trae el fuego de los dioses -nunca mejor dicho, por la cosa de la luz- en forma de tecnología que prosperidad la calidad de la piel. “Fhos es un tratamiento revolucionario a heroína entre la estética y la medicina estética”, explica la Gran Dama de la Belleza española. Un tratamiento exprés no invasivo, indoloro y sin mercancía secundarios que se sirve de la luz pulsada intensa para taracear en la piel partículas bioluminiscentes dotadas de activos encapsulados. Una alternativa terapéutica contrastada para el tratamiento de la piel envejecida o con alteraciones.

fhos-2

Así es la máscara Led de uso doméstico de Fhos.

En cabina, Fhos se aplica gracias a una plataforma lumínica multidisciplinar que va más allá del IPL convencional. A través de un filtrado selectivo, se aplican en la piel pulsos de luz de amplio espectro. Los cromóforos diana de la piel la absorben y lo transforman en un suave calor terapéutico.

Fhos promete resultados visibles desde la primera sesión en parámetros como la brillo, las manchas, al acné, la flacidez, las arrugas, la dermatitis, la rosácea… la panacea, vaya.

A nivel corporal, permite combatir la celulitis, disminuir comba y reafirmar tejidos, así como elevar los glúteos y tratar las alas de murceguillo. Yo sólo he probado el tratamiento facial y me quedé alucinada. Nunca mejor dicho porque en 15 minutos mi piel se veía mucho más jugosa y con mejor color.

fhos-3

Cosmética exclusivo para continuar el tratamiento en casa.

Todo ello en vertiginosas y relajantes sesiones de 15 minutos. Si se desea hacer un tratamiento prolongado, el número de sesiones deberá ser pautado según el diagnosis.

Encima de la traducción cabina, existe una modalidad para casa que incluye todo el equipo bioluminiscente, pero con máscara de luces Led y cosmética ex profeso. Uno de esos avances beauty que te hacen pensar en la proceso humana, en el progreso y apreciar el vahído de la tecnología.

¿Una de las posibles aplicaciones como uso en solitario? Antaño de Navidad, de una boda, una fiesta exclusivo… o cualquier momento en que se quiera ‘esmaltar’ la piel con una pátina de luz renacentista.

Precio: 165 euros / sesión.

Centros de estética que tienen este nuevo tratamiento:

Carmen Navarro tiene centros en Madrid, Sevilla y Valencia.

Blauceldona en Barcelona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *