He probado micropigmentación en Clínica Menorca

Y no puedo estar más satisfecha con el resultado. No en balde Julián Hernando, el técnico de Clínica Menorca, lleva veinticinco años dedicado al noble arte de pigmentar las cejas.

La especialista combinación de microblading y micropigmentación recrea una ceja definida, consistente y natural.

¿Tienes las cejas despobladas, mohínas o maltratadas y no sabes de qué manera diablo devolverles la alegría de vivir? Déjate asesorar por un profesional que sepa TODO sobre esa ornamental tira de pelo que enmarca la mirada -y que tan esencial resulta en el conjunto del semblante-.

Si dudas sobre dónde ir, es muy posible que Julián Hernando tenga el resolución y la técnica concluyentes. No lo des por perdido, asistí a él en la idea de recobrar unas cejas borroneadas tras sendos microblading y no puedo estar más contenta con mis nuevas y naturalísimas cejas.

Así fue la operación de rescate.

micropigmentación-2

Julián Hernando, técnico de micropigmentación y microblading de Clínica Menorca

Mi punto de inicio era una ceja absolutamente borroneada, aparte de no demasiado bien definida en determinada curva peligrosa. Dando tumbos por otros lares, otra especialista me había recomendado el láser, y no me hacía la menor gracia tener que pasar por esta razón. Aconsejada por una amiga, me puse a cargo del especialista de Clínica Menorca -veinticinco años haciendo cejas, insisto- con la esperanza de que me compusiese el desaguisado.

“Te salvas del láser por los pelos”, afirmó el técnico con salero semántico. “Te haré una combinación de micropigmentación y microblading que logra un resultado sólido, con cuerpo y muy natural”. Puesto que no se afirme más…

Técnicas micro con resultados macro

La micropigmentación es un procedimiento de maquillaje permanente que se efectúa con un ‘dermógrafo’, instrumento con una aguja que es la que se emplea para dibujar cada pelo.

El microblading es un maquillaje semipermanente que se efectúa con una pequeña pluma de metal afín a un escalpelo -llamada tebori- con la que se van haciendo microcortes en la piel. El tebori es aún más fino que una aguja, lo que deja lograr un resultado muy natural y mayor sensación de volumen.

Cada técnica se efectúa en días diferentes con un mes de diferencia a fin de que los pigmentos se asienten y la zona ‘descanse’.

La aplicación molesta lo justo (es a la perfección soportable, te lo aseguro, cero lágrimas) y la duración depende de cada caso, mas puede estar en torno a una hora y media entre las dos sesiones.

Los pigmentos son hipoalergénicos y orgánicos, con base de glicerina (bien humectantes). El color se elige dependiendo de la ‘paleta’ de colores que presente la persona. Los cuidados siguientes entienden lavados diarios con agua y jabón neutro y la aplicación de una vaselina rica en vitaminas a lo largo de cinco días.

Y el dato terminante, la duración de nuestros mejorados rasgos: 3 años, que se afirma pronto, de cejas perfectas. Yo creo que compensa.

Precio: trescientos treinta euros.

Clínica Menorca

Calle Menorca doce, catorce.

28009, la capital española.

Tel: novecientos ochocientos treinta y tres ochocientos setenta y nueve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *