Mi manteca anatómico nutritiva preferida


La manteca anatómico nutritiva es uno de los productos más deseados para el cuidado de la piel del cuerpo, ¡y no es para menos! su eficiencia y la composición (frecuentemente) a base de ingredientes naturales ricos y llenos de beneficios para la piel hacen que esta clase de producto hidratante sea el pero conveniente para sostener la hidratación y la alimentación de la piel del cuerpo.

Mis mantecas anatómicos nutritivas preferidas son, sin duda y desde hace muchos años, las de The Body Shop. ¿Por qué razón? por el hecho de que he probado muchas, conozco muchas composiciones y estas siempre y en todo momento me han conquistado. Veamos un tanto de su historia, por el hecho de que no podemos negar que una marca como esta tiene mucho que contar…

Las mantecas anatómicos de The Body Shop son enormemente hidratantes

Historia de las mantecas anatómicos de The Body Shop

Las mantecas anatómicos nutritivas de The Body Shop (Body Butter en inglés) se crearon en mil novecientos noventa y dos, ¡ahí es nada! La creadora de la marca, Anita Roddick creó la primera manteca con aroma de mango y exactamente lleva por nombre “Body butter” por el hecho de que su hija le afirmó que la textura de ese producto le recordaba a la mantequilla para untar en el pan! Y con esta anécdota arranca la historia de este producto mítica y super vendido desde hace treinta años.

Una de sus primordiales peculiaridades es exactamente su textura. Si hasta el instante, la textura frecuente de una crema hidratante para cuerpo era la semilíquida de una loción, The Body Shop revolucionó el mercado con una crema de textura untuosa y mantecosa mas nada pesada sino más bien realmente agradable para aplicar sobre la piel.

Hoy en día, las mantecas anatómicos nutritivas de The Body Shop son uno de los productos más vendidos de la marca: se estima que se vende 1 frasco cada tres segundos en algún sitio del planeta.

Algunas de las mantecas anatómicos de The Body Shop: de aceite de argán, tradicional de manteca de karité, la original de mango y la muy famosa manteca anatómico de coco.

Manteca anatómico nutritiva, cien% vegana y sostenible

La fórmula de las Body Butters de The Body Shop ha ido evolucionando durante todos estos años y hoy en día una de sus primordiales peculiaridades es que es completamente vegana. Las nuevas fórmulas están certificadas por The Vegan Society y se realizan con un mínimo de noventa y cinco% de ingredientes naturales. Además de esto, la marca ha buscado opciones sustentables para hacer embalados más respetuosos con el medioambiente.

La base de cualquiera de estas mantecas anatómicos es la manteca de karité, un ingrediente natural que es una joya de la naturaleza. En un caso así además de esto, The Body Shop se provee de la manteca de karité producida por la Asociación de mujeres Tungteiya del norte de Ghana, con la meta de contribuir a la independencia financiera de esta comunidad de mujeres africanas. En esa zona de Ghana, más de seiscientos mujeres que radican en once poblaciones realizan la manteca de karité siguiendo técnicas tradicionales que han trasmitido de madres a hijas a lo largo de generaciones.

Comunidad de mujeres de Ghana que realizan la manteca de karité de The Body Shop

¿Por qué razón son tan nutritivas?

La manteca de karité pura que se emplea en la fórmula de esta manteca anatómico nutritiva famosa como Body Butter garantiza hasta noventa y seis horas de máxima hidratación y dejan la piel suave mas no pegajosa. Su textura no es pesada sino más bien muy fresca y se funde con la piel, dejándote vestirte al instante sin que se te pegue la ropa!

Las mantecas anatómicos nutritivas de The Body Shop vienen en una gran pluralidad de aromas y formulaciones, como la original de mango o bien la última integración, la de aguacate. Esta última se realiza con aguacate de la pluralidad Hass conseguido de forma sustentable en Suráfrica, en comunidades con administración sustentable del agua.

Ya veis ciertos de los motivos por los cuales me encanta utilizar una manteca anatómico nutritiva como las de The Body Shop en mi rutina de cuidado corporal: su fórmula nutritiva, sus ingredientes naturales, su compromiso con las comunidades de donde proceden los ingredientes y su envasado respetuoso con el medioambiente. Si en estos treinta años aún no has probado una de ellas, ¡no aguardes más!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *