Palpa tu pecho con una porífero que facilita el dictamen del cáncer de mama

¿Sabías que una porífero te ayuda a detectar un cáncer de mama? Se pira Palpa y es un dispositivo para la ducha que facilita la autoexploración del pecho para detectar anomalías o tumores.

Según los últimos datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en 2023 se diagnosticarán 35.001 nuevos casos de cáncer de mama. En 2020, se diagnosticaron a 2.261.419 personas con esta enfermedad, la mayoría mujeres. Cualquier avance que ayude a descubrir uno de estos procesos es esencia para la curación.

Palpa te ayuda a diagnosticar un cáncer de mama. Se manejo de una porífero que simula una mama con un tumor en su interior estimula la memoria sensorial ayudando a las mujeres en su autoconocimiento a través de los mensajes que se dan al ducharse.

El objetivo de la compañía chilena Palpa Company -inventora de Palpa– que ha presentado esta porífero es convertir los autoexámenes en poco rutinario que formen parte de los hábitos de autocuidado de las mujeres. En la grado más temprana, el cáncer de mama tiene una tasa de supervivencia del 99%, pero si notamos un bultito y no le damos la importancia debida, el cáncer se disemina y la supervivencia se reduce.

Palpa cáncer de mama

Imagen: cedida Palpa

Palpa facilita la autoexploración

Para ayudar a entrenar la técnica de examinarse en la ducha ha nacido Palpa, un dispositivo que funciona como una porífero que se rellena de gel de ducha y que en su interior tiene una simulación de un tumor maligno, duro e inamovible. A medida que la mujer palpa la anomalía, el gel es expulsado por la porífero y puede estar de moda para enjabonarse el cuerpo. De esta forma, se facilita el tacto para autoexaminarse en la ducha.

La porífero Palpa estimula la memoria sensorial, facilita el autoconocimiento y permite recordar cómo son los bultos extraños que pueden aparecer en el pecho.

Palpa cáncer de mama

Josefa Cortés, fundadora de Palpa. Imagen: cedida Palpa

La historia que hay detrás de Palpa

Detrás de cada invento hay alguno y alguna historia que le ha llevado a esa idea. En este caso es Josefa Cortés, fundadora de Palpa. El esquema nació en 2020 como una idea de diseño. Su motivación era ayudar a mujeres como Jovita, una mujer cercana a su tribu que detectó una anomalía en su mama. Como otras muchas mujeres y por errata de información, le quitó importancia pensando que era una acumulación de sebo. Tres primaveras más tarde le diagnosticaron un cáncer de mama en estadio IV y, correcto a lo renovador que estaba, le costó muy difícil exceder.

La mayoría de las pruebas de detección de cáncer de mama se realizan a partir de los 40 primaveras, pero las mujeres menores de esa etapa no suelen hacerse una mamografía. Este desconocimiento sobre la enfermedad -a pesar de las campañas de concienciación- hace que muchos tumores no se detecten a tiempo. Por otro flanco, muchas mujeres no suelen ir ni a revisión ginecológica ni a realizarse la mamografía y ni siquiera se hacen una autoexploración. En cambio, con los exámenes correspondientes, el 95% de las mujeres con un tumor en la mama podrían sobrevivir a la enfermedad. De hecho, muchas sobreviven por fortuna.

Una ayuda contra el cáncer de mama

Palpa está posicionado ahora mismo como el único producto doméstico que facilita el autoexamen y permite que las mujeres entendamos cómo es la anomalía.

Detrás de Palpa y su ayuda para allanar el cáncer de mama hay un equipo de 8 personas que han tenido algún vínculo con la enfermedad y que ahora se dedican a tareas de diseño, dirección de producto y de marca o a la establecimiento para resistir el producto por todo el mundo.

Palpa es uno de los proyectos finalistas de la Fundación Mapfre.

Precio: 25 euros. De liquidación en la web de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *