¿Por qué hay concurrencia que repite patrón en las relaciones de pareja?

repetir patron

A todo el mundo le encantaría encontrar el aprecio de su vida y acontecer el resto de la vida con el mismo. Por desgracia la verdad es otra totalmente diferente, ya que muchos de los vínculos creados se terminan rompiendo. Esto es poco que se considera natural y ordinario. Sin retención muchas personas suelen repetir de guisa constante patrón con futuras parejas.

Si ello ocurre, se deben tomar una serie de medidas para que no retornar a cometer el mismo error. En el posterior artículo te mostramos algunas de las causas que pueden provocar que se repita patrón a la hora de entablar relaciones de pareja.

El aprecio durante la infancia

En muchas ocasiones los patrones que se repiten son el reflexivo de lo vivido durante la infancia. Ya fuera el aprecio recibido por parte de los padres o el aprecio existente entre ellos. No es lo mismo crecer en un hogar en el que las muestras de aprecio y de afecto son continúas que el existir en una casa en el que solo hay gritos y al punto que se producen muestras de aprecio entre las partes. El favor crecido en un hogar falto de aprecio repercute negativamente durante la existencia adulta. Se pueden lograr a ignorar las diferentes señales que indican que la relación es tóxica y dañina y a pesar de ello sujetar el vínculo con la pareja.

Idea errónea sobre el aprecio

El tener un idea errónea y equívoca sobre el aprecio puede provocar que la persona repite de guisa continua patrón, a pesar de fracasar con todas las parejas. El aprecio no es el mismo al principio de la relación que cuando ha pasado unos abriles. La idealización propia del aparición debe dejar paso a un aprecio más provecto basado en el compromiso y el respeto con destino a la pareja.

reptir

Hay que analizar las diferentes creencias

Si se repite patrón constantemente es bueno el pararse a analizar las diferentes creencias sobre uno mismo y sobre los demás. En ocasiones la persona carece de confianza y seguridad sobre sí mismo lo que hace que las diferentes relaciones fracasen unas detrás de otras. Por separado de ello la pérdida autoestima puede provocar que siempre se busque el mismo tipo de pareja: narcisista y manipuladora. Todo ello se traduce en una relación en la que la desatiendo de respeto está a la luz del día y el maltrato es continuo.

Por otra parte de ello, lo que se piense sobre el aprecio igualmente puede convertirse en un gran traba y provocar que se repita patrón a pesar de que no sea lo más saludable posible. Es lo que ocurre cuando se cree que el aprecio es sacrificio y entrega total con destino a la otra persona.

En definitiva, repetir patrón de guisa constante en todas las relaciones no es para nulo bueno ni sano. Para evitarlo hay que dar con el problema en uno mismo y a partir de ahí poner la mejor posibilidad posible. No es bueno el culpar a otras personas ya que son tus miedos y tus creencias las que te obligan a repetir patrón a pesar de los fracasos en las relaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *