¿Qué es la anemia? Síntomas y tratamiento

La anemia

La anemia es una afección muy global que se produce generalmente por la carencia de hierro en la matanza. Sin secuestro, existen otras causas y por ello es muy importante identificar la correcta para poder hacer el tratamiento oportuno. Su definición más concreta es la disminución de los niveles de glóbulos rojos en la matanza, lo que implica que el oxígeno no se distribuye correctamente y no llega a los tejidos del cuerpo.

Existen diferentes tipos de anemia y cada uno tiene una causa concreta, aunque el tipo más global es la señal anemia ferropénica. Esta puede ser temporal y en algunos casos se puede prolongar en el tiempo, lo que implica graves riesgos para la vigor en todos los sentidos. Incluso, la propia anemia puede ser la señal de que otro problema de vigor longevo está en ciernes.

Síntomas de la anemia

Síntomas de anemia

El principal representación de la anemia es el cansancio y la penuria, aunque no siempre se puede asociar de primera mano con este problema. Por ello, hasta que no aparecen otros síntomas no se empieza a valorar la situación, la mayoría de las personas no consulta con el médico solo porque se encuentre bajo de energía. Entre los síntomas más comunes de la anemia, se encuentran los siguientes:

  • Dificultad para realizar control o muerto resistor frente a el mismo. Esto es poco que puedes notar si haces deporte con regularidad, porque sentirás que tu cuerpo no avala de la misma forma. Si no haces control, puedes notar que cualquier actividad cotidiana te resulta prácticamente difícil a nivel físico.
  • Si la anemia se vuelve más severa o crónica, esta penuria puede darse con el leve esfuerzo. Adicionalmente, aparece la taquicardia y la dificultad para respirar.
  • Otros síntomas que se pueden apreciar a simple perspectiva son, la palidez en el rostro y una coloración muy débil en las mucosas, por ejemplo en las de los fanales.
  • Igualmente puedes tener dolores de inicio.
  • Fragilidad en el trenza y las uñas, ya que la desliz de oxígeno en los tejidos hace que estos se enfermen, envejezcan y se vuelvan débiles.

Cuál es el tratamiento y qué puedes hacer en casa

Cuando se negociación de anemia ferropénica, la más global de las posibilidades, el médico fórmula un suplemento de hierro que se deberá tomar durante algunas semanas. Con este remedio y una víveres que incluya alimentos ricos en este mineral, en pocas semanas debería remitir la desliz de hierro en la matanza. Los alimentos que más hierro contienen y que por consiguiente deben estar en tu dieta son, las verduras de hoja verde, como las espinacas, el brócoli, los guisantes, la col rizada o las acelgas. La carne roja, especialmente el hígado es un alimento con mucho hierro. El marisco, especialmente los de concha como los berberechos, los mejillones, las almejas o las vieiras.

Las legumbres son igualmente una fuente de hierro, y entre ellas, destacan especialmente las lentejas y los frutos secos, especialmente los pistachos, los anacardos y las almendras. Adicionalmente de incluir estos alimentos en tu dieta, debes tener en cuenta que el organismo no tiene facilidad para asimilarlos si los consumes en solitario. Para mejorarlo, debes complementar los alimentos ricos en hierro con otros ricos en vitamina C, ya que esta ayuda a sintetizar el hierro. Seguir una dieta variada y equilibrada es la mejor forma de evitar la anemia, así como otros problemas de vigor.

No obstante, personarse al médico es fundamental para poder realizar los exploración necesarios y encontrar el tipo de anemia y la razón concreta. De lo contrario, podría agravarse una situación que puede derivar en otros problemas graves de vigor. Incluso, puede ser una señal de alerta frente a un problema oculto. Si te sientes cansada, estás perdiendo peso o reconoces alguno de los síntomas anteriormente mencionados, acude al médico y pide que te hagan una analítica completa. Con un buen chequeo se podrán advertir este, y otros posibles problemas que podrían solucionarse de forma rápida y sencilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *