Todo al colorado, la apuesta de Dior para el maquillaje de este otoño

En los lábios, las uñas y los párpados. Este año Dior apuesta todo al colorado en su nueva compilación de maquillaje de otoño y lo transforma en el punto de inicio de esta compilación bautizada, como no podía ser de otro modo, como Dior en Rouge.

Como explica Peter Philips, Directivo de la Imagen y de la Creación del Maquillaje Dior, “esta compilación se inspira en los instantes en que nos hallamos meditando sobre el pasado, el futuro, la vida, los sueños y el amor y ofrece a las mujeres la forma de enseñar esta paleta de emociones, basada en el colorado, que es el tono de la alegría, la sensualidad, el desconcierto, la pasión y el poder».

La mirada

Ya sabemos que nuestras emociones se transmiten por medio de los ojos y, esta temporada,  Dior viste los ojos de colorado a fin de que cada una exprese su personalidad con dos nuevas armonías de la paleta de edición limitada 5 Couleurs Couture.  Como podéis ver en las imágenes, las paletas están “decoradas” con un motivo tipográfico en el que las letras de DIOR se reflejan en la icónica textura de polvo mantecoso. Las nuevas armonías exclusivas de esta compilación reinterpretan los colores otoñales por medio de tonos de colorado, naranja y cobre para lucir un look valiente y muy elegante.

«Difuminados en el párpado, estos colores opulentos adornan la mirada. Dejan crear unos “smoky eyes”* o degradados, fantásticamente intensos o más reservados, conforme el estado de ánimo», explica Peter Philips.

La primera de ellas, 659 Mirror Mirror, con cuenta con un corazón  bronce irisado, rodeado de tonos naranja, amarillo dorado, kaki y cobrizo mate intenso. Por su lado, en 889 Reflexion y en torno a un colorado burdeos intenso, hallamos un beis satinado, un bronce anaranjado, un palo de rosa y un cobrizo dorado para una mirada “de alta costura”.

Además, en sintonía con la época, la máscara de pestañitas Diorshow Iconic Overcurl (664 Brique) se presenta por vez primera en un tono colorado ladrillo que, aparte de destacar la mirada, aporta a las pestañitas un volumen y una curvatura espectaculares. «Con este colorado ladrillo tan favorecedor se crea siempre y en toda circunstancia un efecto inesperado; adorna la mirada y destaca el iris, sea como sea su color», asegura Peter Philips.

Los labios

Desde su creación, en mil novecientos cincuenta y tres, la barra de labios Rouge Dior ha reinventado el color colorado ofertando una enorme pluralidad de tonos de este color, desde el más puro al más deslumbrante. Este año, en homenaje a este color atemporal, Peter Philips presenta 3 tonos de colorado nuevos en la marca: un colorado coral vivo Dusty Coral, un palo de rosa fuerte Rosewoodrose y un colorado profundo Redred

Las uñas

Este otoño, Dior Vernis también juega con las alteraciones del colorado y presenta dos nuevos colores de edición limitada que se corresponden con los de Rouge Dior: palo de rosa fuerte Rosewodrose y un colorado intenso y lumínico Redred. Además, en esta oda al colorado, Dior ha incluido en la compilación su producto de culto desde su creación en mil novecientos sesenta y tres, Crème Abricot que, naturalmente, ha vestido de colorado ladrillo para la ocasión. Esta  crema de cuidado de las uñas las robustece y embellece a fin de que se muestren impecables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *