Trucos para suprimir máculas amarillas del jergón

Cómo limpiar las manchas amarillas del colchón

El sudor o bien los escapes de orina de los pequeños, son los primordiales causantes de las molestas máculas amarillas del colchón. Esas máculas que dan un aspecto avejentado a este elemento tan esencial del dormitorio, esa pieza clave para conseguir un buen reposo. Si el jergón está en condiciones malas, demasiado vencido e inclusive poco cuidado, puede interferir en ese deseado sueño reparador.

Los pequeños acostumbran a tener escapes de orina, hasta los mayores pueden tener un pequeño accidente. Cuando ocurre de forma espontánea, lo normal es que no se tenga un protector del jergón y es entonces cuando pueden aparecer esas molestas máculas amarillas en el jergón. Lo mismo ocurre con el sudor, que conforme se amontona va manchando los tejidos del jergón.

Limpiar el colchón es esencial para sostenerlo en buen estado

Cada día en el momento en que te levantas abres la ventana de la habitación y dejas que el cuarto se ventile. Con regularidad cambias las sábanas y te preocupas de que tu dormitorio esté limpio y con un buen olor. No obstante, es muy usual pasar por alto la higiene del colchón, la almohada y los cojines que decoran la cama. Un fallo que puede transformarse en irrevertible si se deja pasar demasiado tiempo.

Lo ideal es que el jergón se limpie de forma regular, para eludir que el polvo, los ácaros y las máculas estropeen esta pieza clave del dormitorio. Si bien se trata de un factor grande, no te va a llevar más de unos minutos y con esto vas a poder gozar de un jergón perfecto a lo largo de más tiempo. Sin embargo, si jamás has limpiado tu jergón y ya riñas contra las máculas amarillas, te enseñamos ciertos trucos a fin de que ganes la batalla.

Cómo adecentar máculas amarillas del colchón

Limpiar el colchón

Las máculas amarillas aparecen por el sudor y por la orina, si bien adecentar incorrectamente otras máculas puede provocar que aparezcan esos lamparones amarillentos. Pequeños escapes de sangre de la regla, heridas que apenas se perciben mas que supuran en la noche e inclusive la propia saliva que no se controla a lo largo del sueño. Todas y cada una , manchas que provocan malos olores, suciedad y estropean el colchón más pronto de lo que debiese.

Para suprimir las máculas amarillas del jergón puedes probar con múltiples antídotos caseros, como el que te dejamos ahora. Aparte de efectivo, resulta económico, ecológico y simple de hallar. Tan solo debes proseguir los próximos pasos.

  1. Primero debemos hacer una mezcla con medio vaso de vinagre blanco de limpieza y medio vaso de agua.
  2. Rocía sobre la mancha y deja actuar a lo largo de unos diez o bien quince minutos.
  3. A continuación, frota con un paño hasta suprimir por completo la mácula.
  4. Para finalizar, espolvorea bicarbonato sobre la mancha. Esto va a hacer que se supriman los malos olores y que la suciedad más interna salga al exterior.
  5. Una vez que se seque la zona donde hemos limpiado, pasa el aspirador para suprimir los restos del bicarbonato.

Consejos de limpieza para un jergón perfecto

Mantener limpio el colchón

No es preciso aguardar a tener máculas amarillas en el jergón para hacerle una buena limpieza, en verdad, es fundamental hacer una limpieza básica por lo menos una vez al mes. Solo debes aspirar realmente bien el jergón para suprimir el polvo y los ácaros. Espolvorea bicarbonato para suprimir malos olores y airea el jergón para eludir las máculas de moho.

También es fundamental darle la vuelta cada 3 meses, de esta forma evitarás que se irregular ya antes por una parte que por el otro. Para eludir las máculas amarillas por el sudor, es esencial cambiar las sábanas una vez por semana y en verano, acrecentar la frecuencia por lo menos dos veces a la semana. Siempre y cuando resulte posible, emplea un protector de jergón para eludir que las máculas superiores afecten al tejido, singularmente si se trata de una pieza nueva.

Y recuerda, no hay mejor desinfectante natural que los rayos del sol. Toda vez que tengas posibilidad, deja el jergón al aire libre y colócalo de manera que reciba los rayos del sol de manera directa. Examina los jergones de tu casa toda vez que cambies las sábanas, así vas a poder advertir y adecentar las máculas antes que se sequen y sean más bastante difíciles de suprimir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *